Imágenes más precisas, procedimientos más confortables

Estudios híbridos en cardiología

Ofrecer al cardiólogo una mayor precisión en el diagnóstico de la enfermedad coronaria es el objetivo con el que hoy se fusionan dos tecnologías de diagnóstico por imágenes: la tomografía computarizada por emisión de fotones individuales (Spect, según su sigla en inglés) y la tomografía computada (TC). Ambas dan forma a una innovadora modalidad de diagnóstico en cardiología, que pronto estará en funcionamiento en Diagnóstico Maipú.

«Poder realizar estudios de Spect con TC en cardiología nos ayudará a ser más específicos en el diagnóstico de la enfermedad coronaria y nos permitirá, además, reducir el número de falsos positivos», comenta la doctora Roxana Campisi, jefa de Cardiología Nuclear de Diagnóstico Maipú, que actualmente dirige la puesta en marcha de estos estudios híbridos, que, si bien combinan dos tipos distintos de imágenes cardiológicas, no suponen ninguna preparación extra para el paciente.

La mayor precisión de los estudios híbridos Spect-TC se debe en parte a que la combinación de técnicas permite corregir la llamada «atenuación de partes blandas», que es cierta distorsión de las imágenes que se produce por los tejidos blandos (en el hombre, el abdomen excesivo; en la mujer, las mamas).

Pero ¿quiénes son los pacientes en los que es de gran utilidad el empleo de esta tecnología de punta? «Son aquellos que tienen indicación para realizar una prueba de diagnóstico de enfermedad coronaria, o pacientes que ya han tenido un infarto previo, una angioplastia o una cirugía de revascularización miocárdica, y en los que es necesaria una evaluación pronóstica de la enfermedad —responde la doctora Campisi—. Habitualmente, en estos casos el cardiólogo indica de rutina un estudio de perfusión miocárdica convencional, pero si opta por este nuevo estudio va a ser más preciso a la hora de la conclusión».



Resonadores de última generación

No todos los avances tecnológicos vienen de la mano de un mayor confort para el paciente. A veces, incluso puede ocurrir que aquello que da mejores resultados (diagnósticos, terapéuticos) tenga como contrapartida un empobrecimiento de la calidad de vida del paciente. Es por eso que la pronta puesta en funcionamiento de los resonadores de 1,5 y 3 teslas, que han sido adquiridos especialmente para la nueva sede Cabildo, constituye una noticia que será bien recibida por médicos y pacientes.

«Los nuevos resonadores poseen un diámetro de túnel superior al convencional, así como un sistema de iluminación y ventilación. Estas características permitirán que las personas se sientan más confortables en su interior, al tiempo que posibilitarán que aquellas personas que sufren de claustrofobia puedan acceder a estos estudios que ofrecen una mayor resolución que los resonadores abiertos», explica el doctor Ezequiel Salas, jefe del Servicio de Resonancia Magnética de Diagnóstico Maipú.

Desde el punto de vista médico, los nuevos resonadores ofrecen una mayor resolución que otros equipos de 1,5 y 3 teslas. Eso se debe a aspectos técnicos, como un proceso de digitalización más temprano, que se produce en el equipo y no luego en el gabinete de procesamiento de imágenes. A su vez, esta mayor calidad también abre la posibilidad de prescindir de complejos procesamientos de imágenes y cálculos matemáticos para estudios como la medición del porcentaje de grasa o la concentración de hierro en el hígado. Y como si fuera poco, los resultados se obtienen un 30% más rápido que con equipos convencionales.

Procedimientos silenciosos

Ruido.

Ese es uno de los principales aspectos de la resonancia magnética que atenta contra el confort del paciente. A tal punto, comenta el doctor Ezequiel Salas, que «siempre debemos tener la precaución de poner tapones en los oídos del paciente o de implementar alguna otra forma de aislar el ruido, porque de lo contrario es posible provocar algún daño auditivo».
Una solución para el ruido característico de la resonancia magnética podría estar más cerca de lo que se cree. El año pasado, en el último congreso de la Sociedad Radiológica de Norteamérica (RSNA, según su sigla en inglés), se presentó un nuevo método de procesamiento de imágenes que permite realizar estos estudios en silencio, señala el doctor Salas, que estuvo presente en la demostración que se realizó en el encuentro de la RSNA.

«Esta novedad fue introducida por General Electric, para sus equipos más modernos, que son los que hemos adquirido para nuestras sedes de Cabildo y San Isidro. Una vez que el método sea aprobado por las agencias que regulan el uso de la tecnología médica, podrá ser implementado en Diagnóstico Maipú, ya que contamos con los equipos para los que ha sido desarrollado este método», agrega el doctor Salas, que destaca que se trata de «un gran aporte para el confort de los pacientes».



Tomosíntesis: Un paso más allá de la mamografía digital

Ya en 2005, un relevante proyecto de investigación norteamericano-canadiense concluyó que, tanto por su mayor posibilidad de manejar contrastes como por su amplio rango dinámico de escala de grises, la mamografía digital es superior a la mamografía convencional cuando es aplicada en mujeres de menos de 50 años de edad, en mujeres premenopáusicas y perimenopáusicas, y en mujeres con mamas radiológicamente densas. En todos estos casos, la mamografía digital posee una mayor sensibilidad para detectar ciertas formas de cáncer.

Pero, ahora, la mamografía ha avanzado un paso más allá. «Hoy, presenciamos un nuevo avance en el diagnóstico por imágenes de la mama: la tomosíntesis o mamografía 3D. Este procedimiento permite obtener imágenes laminares de la mama de 1 milímetro de espesor, que eliminan la superposición de imágenes, que constituye el mayor problema en el estudio de las mamas densas, en las que las mamografías convencionales pueden ocultar una lesión o generar falsos positivos», comenta el doctor Oscar Blejman, jefe del Servicio de Diagnóstico e Intervencionismo Mamario de Diagnóstico Maipú.

En la nueva sede de Diagnóstico Maipú de Cabildo 457 estará en funcionamiento el equipo Selenia Dimensions, de última generación, que permite realizar estudios de tomosíntesis y que cuenta desde 2011 con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, según su sigla en inglés), de los Estados Unidos.

En comparación con la mamografía digital, la adición de la tomosíntesis ha demostrado reducir entre un 30% y un 40% la necesidad de completar los estudios —especialmente en los procesos benignos y en las asimetrías—, al mismo tiempo que disminuye los falsos positivos, lo que a su vez se traduce en menos estudios adicionales y en un menor compromiso emocional de la mujer. Por otro lado, la mamografía 3D también posee una mayor sensitividad en el diagnóstico de cánceres invasores que la mamografía digital.

En resumen, la adición de la tomosíntesis a la mamografía digital —que se puede realizar al mismo tiempo o por separado, con una dosis de radiación que se encuentra por debajo de los límites establecidos por la FDA—aumenta significativamente la seguridad del diagnóstico en mujeres con mamas radiológicamente densas, en casos de imágenes de duda mamográfica y en pacientes categorizadas por el mastólogo en grupos de riesgo.